Para no estar pez… ¡come pescado!

A raíz de estudios que reflejan un descenso en el consumo de pescado en los últimos años,  de diferentes encuestas realizadas que ponen de manifiesto que no distinguimos mucho el pescado blanco del azul y de la preocupación que se desprende de si debemos o no consumirlo y en qué cantidad… Hoy, toca hablar de pescado.

Como consumidores, a veces nos llega poca información, a veces mucha pero contradictoria y el tema del pescado no es una excepción. Entre la publicidad, las recomendaciones dietéticas, los bondadosos omega 3, las dioxinas, el contenido en mercurio, sus beneficios cardiovasculares, la contaminación de los mares, el blanco, el azul, la importancia del tamaño … Estamos hechos un lío.

Ante todo aclarar que hoy por hoy, tanto la EFSA ( Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria ) como la Agencia Española de Consumo, Seguridad y Nutrición – tras años de estudios sobre el pescado, su contenido en mercurio , dioxinas etc…- avalan y recomiendan el consumo de pescado entre 2-4 veces a la semana, porque sus beneficios son mayores que sus inconvenientes. Limitando, eso sí, el consumo de las especies que por su tamaño y por ser grandes depredadores contienen más metil-mercurio: atún, caballa, tiburón, emperador, pez espada, tintorera y lucio.

Pescado-azul-vs-blanco-alimentat-nutricionista-barcelona

El pescado es un alimento que se digiere con facilidad, rico en proteínas  de gran calidad biológica- necesarias para formar y mantener órganos,tejidos y nuestro sistema de defensa contra infecciones. También es rico en vitaminas (A , D , E  y del grupo B ) y minerales ( yodo, hierro , fósforo, flúor, magnesio, sodio , potasio y calcio-éste último si se consume con espina sobretodo-) .

La principal diferencia entre el pescado blanco o magro y el azul o graso reside precisamente en su contenido en grasa y la cantidad de los famosos omega 3 está relacionada con el contenido de grasas total, siendo el azul más rico en estos saludables ácidos grasos poliinsaturados.

El pescado blanco contiene solo un 2% de grasa que se concentra en el hígado. Vive en el fondo del mar  y es sedentario porqué su alimento se encuentra cerca, por lo que ni necesita más grasa ni de una cola fuerte ni ahorquillada que le ayude en sus viajes, siendo su aleta caudal plana y redondeada.

Cola pescado blanco

El pescado azul, por el contrario, nada cerca de la superficie y realiza grandes viajes por lo que necesita acumular grasa en sus músculos- que le da esa coloración externa azulada – y una aleta caudal potente y ahorquillada que facilita sus desplazamientos.

Cola pescado azul

Y hay algunos que, podríamos decir, son blanqui-azules como la lubina, el besugo, la dorada, la trucha o el salmonete, que dependiendo de la época del año viven más en superficie o más en el fondo y acumulan más o menos grasa.

Así pues, la forma de la cola nos orienta a diferenciar el azul del blanco. Si es en forma de V es azul y si es plana o redondeada es blanco.

Es importante diferenciar un tipo de otro, tanto para beneficiarse de todas sus bondades como para restringir o aumentar el consumo de un tipo ante una patología que lo precise.

 

La recomendación de mantener una dieta equilibrada, comiendo poco de todo, es la mejor forma de curarse en salud.

…Graso, magro, semigraso, azul,blanco, fresco, congelado … Hoy por hoy, comer pescado es la mar de sano !

 

Olga Pedro

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *